La importancia del SEO para tu sitio web

Con una auditoría pueden detectarse los errores que causan un mal resultado en la búsqueda de un navegador. Tener un sitio web sin optimización SEO puede repercutir negativamente en los beneficios de una empresa online, por lo que contar con un buen servicio de posicionamiento es básico e imprescindible hoy en día. Las asesorías y consultorías de servicios online son actividades cada vez más canibalizadas y es difícil a veces distinguir entre tata oferta. Sin embargo, acudir a empresas especializadas en las que los resultados hablan por sí solos, es la mejor opción que cualquier empresa online puede elegir.

A la hora de saber la importancia y el peso que tiene el posicionamiento SEO en una página web, es fundamental tener primero una auditoría con expertos. De esta forma, se dejan al descubierto las carencias de una página web, los puntos fuertes y los elementos a mejorar. Cuando se aplican las acciones necesarias para corregir esos errores y se comprueban los resultados, es cuando realmente se pone en valor el posicionamiento SEO.

Con una auditoría SEO se pueden detectar los errores que están causando a un sitio web unos malos resultados en las búsquedas de un navegador y por tanto, en la valoración general de la página.

Una auditoría técnica: Es la más compleja de todas para quienes no son expertos en posicionamiento, ya que requiere de conocimientos más especializados.

Consiste en analizar la parte trasera de una web, su código y la integración de este en el buscador, así como su comportamiento. Implica un análisis de etiquetas y metadatos, valoración del rendimiento y los tiempos de carga de la página, la arquitectura del site…

También implica comprobar las URL, tanto en estructura como en contenidos, para evitar duplicidades y nombres de página poco amigables.

El estudio de esta parte más interna de la web servirá para ver la posición que tiene en el buscador, la relevancia y las posibles penalizaciones que puedan acarrear el tener mal configurados alguno de los apartados citados.

Una vez completado el primer paso, lo importante es detectar las palabras por las que interesa que aparezca la página en el buscador y lleguen a ella los usuarios. Es decir, a través de qué palabras clave vamos a obtener resultados en Google cuando un usuario realiza una búsqueda.

Cuando se realiza un estudio de palabras clave, no solo se tienen en cuenta la posición del resultado o el volumen de búsquedas. También es importante saber ciertos datos cualitativos de esas keywords como son la dificultad que puede suponer aparecer con determinación términos, la relevancia de los resultados para el usuario e incluso, el valor de esa palabra a la hora de posicionarla por medio de campañas de pago.

La optimización on-page: Por último, pero no menos relevante, es estudiar y optimizar el contenido de la propia página web. En este apartado se estudia como orientar el sitio web a las keywords elegidas en el estudio previo, que repercutirán directamente en los resultados de búsqueda. También se valora el tipo de redacción, los elementos usados para mostrar la información y las partes que más convierten, es decir, aquellas que atraen más la acción de los usuarios.

El resultado de esta auditoría permite realizar las acciones necesarias para mejorar aquellos aspectos de la web que más flojeen.

Por qué darle importancia al posicionamiento SEO

Al igual que cualquier tienda o comercio necesita aparecer en una guía para que los clientes conozcan su dirección, una empresa online necesita estar allí donde los potenciales clientes a por información. Ser la primera opción cada vez que un usuario busque una palabra relacionada con el servicio o producto ofertado, aumenta las visitas, el conocimiento de marca y por lo tanto, las ventas y los beneficios.

Con la auditoría SEO correcta y tomando las acciones adecuadas, es posible aumentar el tráfico de vistas a la web de forma cuantitativa y cualitativa.

Para saber cómo hacer una auditoría SEO en profundidad y adaptada a las necesidades de cada tipo de página web, tan solo hay que acudir a los profesionales y dejarse aconsejar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *